domingo, 31 de mayo de 2015

La pasión por el libro empieza por las manos

Claudio Manuel Mena Morillo
Arriba, algunos títulos de la editorial Cielonaranja.
Volvemos a hablar del libro artesanal como contraste al libro hecho para masas, una especie en peligro de extinción, hecho con amor, como debería. Hay un esfuerzo concentrado de muchas editoriales y grupos independientes en trabajar con el libro/objeto: el libro físico y sus características particulares. Hacer un libro artesanal es potenciar un diálogo entre el libro, su contenido y la idea del libro como concepto en sí mismo.

Lo digital muere de la misma forma en la que nace. Descargar un libro y leerlo en una Kindle no es la misma experiencia que acercarse al libro, pasar sus páginas. Estos grupos explotan la virtud del potencial experimental que sólo lo físico es capaz de brindar: el tacto, el olor, el placer de jugar. 






Si bien es cierto que los entornos virtuales y sus naturalezas tecnológicas brindan otro tipo de experiencias interactivas y narrativas híbridas, como el caso de "The 21 steps", bajo el proyecto  We Tell Stories, en la que el lector tiene un papel fundamental, esa cercanía con el libro se pierde, se vuelve hasta cierto punto impersonal. 

(De la imagen de arriba, aquí el ejemplo interactivo: http://www.wetellstories.co.uk/stories/week1/)
Podemos citar algunos ejemplos sobre editoriales que vuelven al libro/objeto con amor, desde la perspectiva de un artesano que construye con las manos su obra. En los ochenta, vimos el ejemplo local de Ediciones de la Crisis, posteriormente Armario Urbano, editorial en la que se utilizaban fotocopias y portadas a mano para promover el trabajo de un grupo de escritores independientes. 

De sus esfuerzos podemos citar el ejemplo del libro "20th Century (aún sin título en español) y otros poemas" de Martha Rivera, publicado en 1985. Esa misma editorial devino en Ediciones el Jardín de las Delicias y luego, en Ediciones Cielonaranja

----------------------------------------

En Argentina, y de la mano del poeta Washington Cucurto, vimos a principios del 2000 la editorial Eloísa Cartonera, editorial que utilizaba el trabajo de los "cartoneros" de ciertas zonas como parte fundamental del proceso de elaboración del libro. Eloísa Cartonera utiliza cartones y fotocopias para crear ejemplares únicos: sus coloridas portadas son hechas por los cartoneros que dibujan tipografías vernáculas creando así una estética muy particular.  



Eloísa Cartonera.

Algunos títulos de la editorial. 


Otro buen ejemplo de este tipo de editoriales independientes es la de Ediciones Vigía, creada por Alfredo Zaldívar en Cuba para revitalizar el escenario escritural de Matanzas. Pareciera como si el poeta chileno Nicanor Parra y sus "objetos poéticos" hubiese influenciado este proyecto. 

Esta editora trabaja el concepto del reciclaje, utilizando temáticas interesantes afines a su contenido en cada una de sus publicaciones, además que abordan al libro como una verdadera obra de arte en sí mismo. El artista y poeta Rolando Estévez Jordán se ha hecho cargo desde el 1985 de dotar de una estética particular a Ediciones Vigía, creando verdaderas soluciones plásticas. Sólo se hacen tiradas de 200 ejemplares. 

¿Podrá sobrevivir el libro impreso de las nuevas tecnologías informáticas de intercambio de información? Creo que las publicaciones impresas no morirán, de hecho, precisamente la inclusión de nuevos procesos y transformaciones en la forma de comunicarnos ha abierto nuevos panoramas que empujan a libro impreso a tener cada vez más su atractivo en su propia naturaleza física. Así como Andrew Losowsky, pienso que ese es el factor por el que cada vez más veremos aparecer bellas ediciones que doten al libro de un elemento artístico y distintivo en apoyo a sus facultades intrínsecas. La pregunta importante sería: ¿decrecerá la calidad del contenido de las ediciones impresas? 

-------------------

Aquí compartimos un video sobre el artista Rolando Estévez Jordán y sus libros únicos. 


-------------------

Aquí compartimos un video sobre Ediciones Vigía. 


-------------------

Aquí algunas imágenes de uno de los libros que nos prestó Soraya Pina de su colección personal de Ediciones Vigía y que aquí compartimos con ustedes. 










Acerca del editor

Claudio Troisemme / Creador & Editor

Moñohecho es un proyecto multidisciplinario alternativo de actividades culturales principlamente literarias que opta por la autopublicación como forma ideal de promoción de ideas. Es un esfuerzo concentrado en el fomento de la cultura, el pensamiento y la diversidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario